jueves, 14 de mayo de 2015

Promesas sobre educación




Primero y sobre todas las cosas vamos a invertir en educación, después de eso y para que no quede dudas vamos a volver a invertir en más educación y contra la oposición habrá más educación y contra el aburrimiento mucha más educación y más educación, incluso en contra de los mismos padres invertiremos más y más en educación y contra nuestra misma naturaleza humana el dinero recaudado en arcas se irá en más educación, más mucha más educación.

Educación de primer nivel y de primer mundo, educación de los nuevos tiempos para crear jóvenes mentes complejas, altísimos estándares de verdadera educación profesional. Los profesores, los docentes, los educadores serán todavía más respetados que los curas o los generales, las escuelas volverán a ser los templos del saber, los grados académicos serán de necesidad obligatoria como un deber de todo ciudadano que quiera salud o que quiera alimento.

Dejaremos que la televisión haga lo que quiera con su programación, no habrá restricciones de ninguna especie ni normas que prohíban su difusión. Lo mismo sucederá con la prensa y los medios de información, dejaremos de lado los códigos de ética y las recomendaciones y los medios tendrán todo el especio de informar lo que les plazca en sus conciencias.

No habrá televisión basura, porque no existirán televidentes basura, no habrá prensa mentirosa, porque los nuevos ciudadanos estarán preparados en su magnitud para entender los mecanismos del mundo y sus negociados.

Por supuesto que dentro de esta rama educativa incluiremos el deporte y todo tipo de expresiones culturales para aquellos que vean en la educación su formación prioritaria y para aquellos que vean en la educación su importante formación secundaria.

Las leyes sobre los ciudadanos girarán en torno al provecho que le pueden sacar a cuidar a los recursos de la naturaleza y todos los seres vivientes sobre la tierra en un ambiente de renovación perpetua.

La ética y la moral no será necesariamente premiada porque todos pasaremos a tener ética y moral.

Indudablemente como consecuencia de estas medidas todos los habitantes de nuestra región tendremos riquezas, y no me refiero solo a una riqueza intelecutal o cultural, seremos ricos económicamente hablando y pasaremos a formar parte de esa gran potencia mundial que décadas atrás nos miraban de reojo cuando solo éramos considerados tribus o aborígenes idiotas sin importancia.

En este nuevo paradigma nos iremos trayendo abajo economías tán sólidas como las de China o Rusia que por conveniencia más que por necesidad se harán nuestros aliados para descubrir el secreto de aquello que nos hizo tan grandes.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entonces: ...Descarga tu ira en función a tu capacidad mental y si es posible (además) miénteme un poco...